• Viaje inconcluso

Poemas de Rocío Figueroa

Actualizado: 10 may 2021



Rocío Figueroa (1982). Licenciada en Artes por la Universidad de Playa Ancha de Valparaíso. El año 2008 participa en el taller de poesía de La Sebastiana. El año 2013 publica el libro Metro cuadrado. Dentro de sus áreas de trabajo e interés destacan la pintura, dibujo, tejido y actualmente la pedagogía. Los siguientes textos forman parte del libro inédito Cuaderno de reclamos.




Las funciones de las cosas

ensayan múltiples sonidos

Una cosa puede cambiar de lugar

para ser otra o para ser la misma

Lo que tal vez entrega

el real sentido a lo pasajero


Los detalles de las cosas

en cambio

son dimensiones abstractas

Un detalle es un relato en código

es un fragmento visual

es un poema que pasa

de persona a persona

Son historias:

cómo se conocieron tus padres

por qué te pusieron ese nombre

o el número de parejas que has tenido


Cuando una cosa toma el lugar de otra

las historias se agrandan o se superponen

no se intercambian ni desaparecen



---o---



Al caballero que colecciona juguetes

lo veo desde la ventana de la micro

por tres segundos al día

por la mañana o por la tarde


Soy menos real que una muñeca

que le habla

Soy un poco el flamear

de las banderitas sobre su techo

según el estado del clima


No soy el apego incomprensible

a los desechos de su vecindario

Pero seguramente ambos somos

una invisibilidad tan obvia

como esos grandes trozos de plumavit

que guardan algo caro



---o---



Un envase de Klenzo

en el mesón de la cocina

junto al lavaplatos

medio vacío medio arrugado

es medio bello


Pero no en el momento exacto

Justo en la mitad del día

el sol arriba con una carita feliz

que llevarle a mamá

No nunca así


Un envase de Klenzo

vacío lo vi bello

en el instante en que

no oí el silencio

de la casa deshabitada

Cuando no olí la última sopa

de la despensa quemándose

Cuando no me di cuenta que

solo era una mala fotografía


En otras condiciones

compraría un nuevo detergente



---o---



Algo mira ese niño

a través de la ventana de la micro

mientras suena una cumbia triste

por los parlantes de su radio portátil


De un momento a otro

el interior de la micro ya no es

el interior de la micro

Es el interior de la blusa

de la niña que le gusta

Es una mirada por sobre sus hombros

que lo deja clavado en su pequeñez


Mientras escucho esa cumbia triste

una mirada por sobre mis hombros

me dejó clavada al piso de mi infancia

Las cumbias eran tristes

y las tortas medio amargas



---o---



A la forma de un holograma

una alucinación

o partes de un sueño

no puedo asimilar esta casa


No es mía ni yo le pertenezco

pero me toca mudarla

como si la hubiese parido


Hasta ahora

la he habitado como intrusa

como espectadora distraída

de una película compleja

o sin subtítulos

La visita que nunca se fue o

la estudiante que se equivocó de sala


Habito al modo de los objetos

que divagan entre

lo que serían

lo que realmente fueron

y lo que no pudieron ser


Habito y no habito:

soy el desodorante ambiental

con nueva fórmula

que disimula antiguos malos olores

soy la virutilla que abrasa pisadas ajenas

el repuesto barato que dura poco

la pintura anti humedad

soy el color que hace ver

los espacios menos vacíos

un suplemento transitorio

una anécdota aparte

o un bueno ya